EQUIPOS DE DESINFECCIÓN DEL AGUA

Los equipos de desinfección del agua de piscina presentan múltiples ventajas frente al tradicional tratamiento con cloro. Por un lado, los equipos de desinfección del agua evitan las irritaciones y alergias producidas por el cloro de las piscinas. Por otro lado, reducen los riesgos de equivocación en las dosis de químicos adicionados o la mala distribución de los productos químicos.

CLORADOR SALINO

4.2.1-Clorador salino_800x600

Una alternativa al uso de cloro para la desinfección del agua de piscina es la instalación de un equipo de electrolisis salina o clorador salino. Estos equipos tienen la ventaja de evitar las posibles alergias que el cloro puede provocar en ojos y piel, ya que las cloraminas, causantes de la irritación, son destruidas por la oxidación electrolítica. Además, se trata de un proceso de desinfección automática, por lo que proporciona una gran comodidad, requiere un mantenimiento mínimo, es de fácil manejo y tiene una gran duración.

El funcionamiento del clorador salino es muy sencillo. El proceso se basa en la producción de cloro activo de forma rápida y natural. Las moléculas del agua, ligeramente salina, se descomponen dando lugar al ácido hipocloroso al mezclarse con la sal. El ácido hipocloroso es un potente desinfectante natural, que elimina bacterias, algas y cloraminas (causantes de la irritación) de la piscina, sin necesidad de añadir productos químicos. La reposición de la sal se hace únicamente de manera anual por las posibles pérdidas de agua, ya que la sal se regenera, formando el ácido hipocloroso de manera cíclica. La célula de electrolisis tiene un sistema de auto-limpieza, por lo que el mantenimiento de la piscina se reduce al control de los niveles de cloro y pH dos o tres veces al mes. De esta manera se garantiza el mantenimiento de un agua limpia y sana en su piscina, totalmente inocua para los bañistas.

En Agricol Instalaciones, S.L. le proporcionamos e instalamos el clorador salino que mejor se adapte a su piscina, sea ésta una piscina tradicional, una piscina desmontable, una piscina pequeña, una piscina comunitaria, una piscina de obra, una piscina de poliéster, etc. Los equipos de electrolisis salina pueden instalarse en piscinas ya existentes o en construcción.

DESINFECCIÓN MEDIANTE OXÍGENO

4.2.2oxígeno_800x501

La desinfección del agua de piscina mediante oxígeno activo es una alternativa eficaz al uso de cloro para el tratamiento del agua de piscinas. El oxígeno presenta múltiples ventajas al ser empleado como desinfectante, siendo la principal el abandono de la aplicación de productos químicos que tras el baño pueden provocar alergias e irritaciones en piel y mucosas. Con el oxígeno activo las propiedades del agua de la piscina no se alteran, pudiéndose por tanto utilizar incluso para el riego de las plantas. Además, puesto que no se producen residuos ni restos de cloro, el agua de la piscina puede utilizarse durante años.

El oxígeno se produce por electrólisis, mediante tres electrodos de titanio ubicados en un portaelectrodos. El portaelectrodos se instala en el filtro u otro punto del circuito de depuración de la piscina, de modo que no se requieren instalaciones especiales y es posible adaptarlo sin complicación a cualquier tipo de agua y piscina. El consumo energético del sistema de desinfección mediante oxígeno es muy bajo, y, por otro lado, pone fin al consumo de productos químicos. El uso y mantenimiento del sistema de desinfección mediante oxígeno activo es de una gran sencillez, y, al no requerir la aplicación de productos químicos, no es necesario controlar el pH de la piscina. Sólo en piscinas con una gran afluencia de bañistas, como las piscinas comunitarias, sería necesario añadir un alguicida.

DESINFECCIÓN MEDIANTE LUZ ULTRAVIOLETA Y ULTRASONIDOS

4.2.3ultravioleta-ultrasonidos_800x600La aplicación de luz ultravioleta es el tratamiento más novedoso en el campo de la desinfección del agua de piscinas, pero es un método tradicionalmente empleado en la esterilización de laboratorios y hospitales, lo que atestigua su eficacia. Su principal ventaja es la de permitir el casi total abandono de productos químicos, evitando así las irritaciones que éstos frecuentemente provocan. Con el tratamiento mediante luz ultravioleta en la piscina, el uso de cloro se reduce casi por completo, resultando inofensivo para piel y mucosas.

El sistema de desinfección mediante luz ultravioleta es simple y de fácil manejo. Éste consiste en una lámpara que emite radiación ultravioleta de onda corta, inofensiva para los bañistas pero letal para los gérmenes. La luz ultravioleta rompe las moléculas de ADN de bacterias, virus, algas y demás microorganismos, impidiendo de ese modo su reproducción. Así pues, los microorganismos no pueden hacerse inmunes a este tratamiento, lo que lo hace altamente eficaz. Además, como toda el agua de la piscina se encuentra en permanencia en el sistema de desinfección, el proceso de esterilización es continuo. Por otro lado, la luz ultravioleta destruye las cloraminas, causantes de la irritación de piel y mucosas, así como de olores desagradables, dando lugar a un agua de piscina más clara.

El sistema de desinfección mediante luz ultravioleta puede incorporarse en piscinas de cualquier tipo, así como en piscinas ya construidas. Para piscinas en construcción, la instalación puede realizarse mediante un sistema de desinfección ultravioleta incorporado en el propio filtro de la piscina, mientras que en piscinas ya construidas la lámpara ultravioleta puede instalarse de manera independiente.

Una variación del sistema de desinfección mediante luz ultravioleta es su combinación con el tratamiento por ultrasonido. El ultrasonido refuerza la función esterilizadora de la luz ultravioleta, y además impide la deposición de materia orgánica en las superficies. Esta instalación no supone una mayor complicación, puesto que los sistemas de tratamiento mediante ultravioleta y ultrasonido vienen combinados.