SUMINISTRO DE AGUA CON ENERGÍAS RENOVABLES Y BATERÍAS DE RESERVA

La instalación de baterías de reserva no supone grandes complicaciones, y, sin embargo, mejoran considerablemente los sistemas de bombeo de agua. La instalación de baterías en un sistema de bombeo es un modo sencillo de incrementar la estabilidad del mismo: las baterías se cargan cuando hay suministro energético, solar o eólico, manteniendo una reserva de energía disponible para su uso en cualquier momento con independencia de las condiciones meteorológicas. Las baterías se conectan al sistema solar o eólico mediante un controlador de carga.

La gran ventaja adicional de la instalación de baterías de reserva es que la energía almacenada puede ser utilizada para el alumbrado y abastecimiento eléctrico convencional.

La instalación, tanto el número de paneles solares y/o molinos como las baterías, se dimensionan para garantizar que el depósito permanezca lleno, garantizando el suministro de agua, y, en su caso el abastecimiento eléctrico.