SUMINISTRO DE AGUA MEDIANTE ENERGÍA FOTOVOLTAICA

La energía solar fotovoltaica es una de las fuentes de energía renovable más populares para el abastecimiento autónomo de electricidad, siendo la tercera fuente de energía renovable mundial en términos de capacidad instalada en los últimos años. La energía fotovoltaica permite la producción de electricidad directamente a partir de la radiación solar.

La energía solar fotovoltaica puede emplearse para la captación de agua subterránea, proporcionando una total independencia del uso de combustibles fósiles. El sistema de bombeo de agua con energía fotovoltaica es sumamente sencillo, de fácil instalación y con un mantenimiento limitado a la limpieza periódica de los paneles solares.

Nuestro país tiene un enorme potencial solar, lo que ha impulsado que España se convierta en líder en potencia fotovoltaica instalada a nivel mundial. Según la Asociación de Productores de Energías Renovables (Appa) antes de 2015 la generación de electricidad mediante energía fotovoltaica resultará más económica que su adquisición a través de la red eléctrica. Además, se trata de una alternativa de una gran versatilidad, fácilmente adaptable a las necesidades energéticas del usuario. La energía fotovoltaica también presenta la ventaja de ser capaz de adecuarse a las características del lugar de instalación, pudiendo ser instalada sin ningún impacto en el tejado de una casa y minimizando así el espacio ocupado.